¿Qué es una torre de iluminación y cómo funciona?

¿Qué es una torre de iluminación y para qué sirve?

La función de este equipo es proporcionar luz artificial en lugares como obras o áreas a las que no llega la red comercial o a los que no puede acceder. De esta forma, es posible disponer de iluminación suficiente gracias a estos equipos compactos que pueden llevarse a los lugares necesarios. Las encontrarás únicamente como torres de iluminación o destinadas a optimizar otro tipo de maquinaria, como un grupo electrógeno.

¿Qué tipos de torres de iluminación existen?

Por supuesto, no todas las torres de iluminación son iguales. Dependiendo de tus necesidades, te vendrán mejor unas u otras. En cuanto a la intensidad, puedes encontrar opciones de entre 2 000 w y 4 000 w. La altura de las torres varía en función de los mástiles y puedes encontrar diferentes alternativas en función del alcance del foco de luz que desees.

¿Cómo es y cómo funciona una torre de iluminación?

Seguramente las partes de una torre de iluminación te recuerden a las de un grupo electrógeno, pues las comparten, con el plus de la propia torre de iluminación. Podemos hablar de dos partes principales en las torres de iluminación:

  • Mástil: su misión es elevar los focos de iluminación. Este elemento es indispensable, independientemente del tamaño y la forma de los focos. Está compuesto de materiales ligeros y es posible plegarlo o elevarlo.
  • Brazos de apoyo o estabilizadores: su función es nivelar el equipo y ayudar a mantener su estabilidad, lo que se consigue a través de su extensión y regulación.
  • Motor diésel con generador de corriente: aquí encontramos el l grupo electrógeno.
  • Telescopio o articulado: este puede abatirse de forma hidráulica o manual y es a quien se le acoplan los sopores de lámparas halógenas.

¿Cuándo puedo necesitar una torre de iluminación?

Las torres de iluminación pueden ser de gran utilidad para múltiples sectores y situaciones. Este equipamiento es fácil de mover, por lo que se puede desplazar cómodamente de un lugar a otro y permite trabajar con la iluminación necesaria sin necesidad de cableado ofreciendo mayor eficiencia que los focos sueltos. He aquí algunos ejemplos de situaciones en los que puede resultar de utilidad contar con torres de iluminación:

  • Exteriores e interiores: hay determinadas labores y tareas que necesitan más iluminación que la que proporciona la luz natural o artificial con la que contamos. Las torres de iluminación serán tus grandes aliadas en estos casos, tanto dentro como fuera.
  • Obras: en muchas obras no se cuenta con la iluminación necesaria para que los obreros desarrollen su trabajo en buenas condiciones y con seguridad, algo que puede solucionarse con las torres de iluminación.
  • Eventos en recintos o exteriores: los espectáculos, festivales, fiestas… necesitan contar con una buena visibilidad, no solo para que los participantes disfruten al máximo de la experiencia, sino también por su propia seguridad.
  • Grabaciones y rodajes: este tipo de trabajos necesitan contar con una buena iluminación para conseguir los resultados óptimos que se espera de ellos.
  • Seguridad y emergencias: en muchas situaciones en las que la seguridad de las personas puede verse afectada por falta de luz, las torres de iluminación servirán de gran ayuda para garantizar que todas las personas implicadas están fuera de peligro, tanto a nivel personal como profesional.
Necesitas ayuda? Conversa con nosotros